Consejos para hacer una mudanza

Acometer una mudanza es una de las tareas más pesadas y complejas que existen. Por eso te queremos ayudar con una serie de “tips” para despejar tus dudas y animarte a llevarla a cabo.

CONTRATA A UN PROFESIONAL

En primer lugar y aunque puedes hacerla tú mismo, es recomendable que la dejes en manos de empresas profesionales que cuentan con el personal que se encargará de cargar todos tus muebles, algo que te ahorrará tiempo y esfuerzo.

Además, cuentan con más capacidad de transporte para trasladar tus enseres en el menor tiempo posible.


CUIDADO CON LAS EMPRESAS PIRATAS

Hay muchas empresas de mudanzas en Gran Canaria, pero, por desgracia, no todas cumplen con todos los requisitos de legalidad. Hay “empresas piratas” que trabajan sin una póliza de seguro, así que, si algo se rompe accidentalmente, nadie se hace cargo.

Pregunta, por tanto, cuando vayan a revisar tus pertenencias por su póliza de seguro y su cobertura.

Otra pregunta importante que debes hacer es si el personal de la mudanza se va a encargar también de embalar y desembalar todas tus cosas o si es una tarea que tienes que hacer tú, o si van a montar los muebles en el destino y si su precio incluye colgar las lámparas, los cuadros, etc.

En algunos presupuestos, estos trabajos no se incluyen o se pueden cobrar como suplemento.

Si realizas tu planificación con tiempo suficiente no tendrás problemas para elegir la fecha de la mudanza. Sin embargo, si lo dejas todo para el último momento, es probable que no puedas hacerla el día que tú quisieras. Evita problemas y cuenta con nuestra experiencia.


PREPARAR LAS CAJAS

Debemos empezar a preparar las cajas que hay que trasladar.

Es indispensable elegir bien el tamaño de la caja para poder adaptar los objetos y tener muy en cuenta su peso, porque esto facilitará mucho el trabajo de la empresa de mudanzas y supondrá una rebaja en el coste de horas de trabajo invertidas.

A la hora de preparar los bultos, hay que empezar por aquellas cosas que menos se utilizan y dejar los objetos de primera necesidad para el final.

También es aconsejable llevar un registro de cajas y de los objetos que contienen, así como numerarlas y marcarlas antes de iniciar el traslado.


HAZ LIMPIEZA

En el momento de la mudanza, te darás cuenta de que tienes muchas cosas en casa que ni sabías que tenías. Y de las que podrás deshacerte. Así no tendrás que trasladar tantas cosas y tendrás más espacio en tu casa nueva.

Una buena manera de deshacerte de tus cosas es donarlas. Busca organizaciones que se encarguen de recoger cosas como ropa y juguetes.

 

COMPRUEBA TU CASA NUEVA

Es fundamental que “inspecciones” el que será tu nuevo hogar antes de iniciar la mudanza. Comprueba que los ascensores funcionen perfectamente para subir los muebles, porque hay comunidades que no permiten el uso del ascensor para ese tipo de actividades y que el acceso a las zonas comunes es el adecuado.

De la misma manera, comprueba que el día escogido para la mudanza no tendrás demasiados problemas para encontrar aparcamiento.

 

DETALLES IMPORTANTES

Hacer una mudanza va más allá de coger tus cosas y cambiar de domicilio. No es tan fácil. Hay detalles a los que debes prestar suma atención para evitar problemas futuros.

Como por ejemplo indicar tu nueva dirección a tus amigos y familiares.

Si tienes un seguro de hogar, ponte en contacto con la compañía para asegurarte de que lo puedes aplicar a tu nueva vivienda o si se debe cancelar.

Por último, es importante que notifiques el cambio de dirección a las compañías de luz, agua, gas y teléfono.

Confiamos en que con estas recomendaciones te resulte más llevadero realizar esa mudanza que al principio te provocaba dolor de cabeza, pero que, con la ayuda de profesionales, se convertirá en algo de lo que sentirte orgulloso.