Mudanzas con mascotas

Tener una mascota es una gran responsabilidad. De eso no cabe la menor duda. Y preocuparse de su bienestar es más que una necesidad. Es una obligación.

Aunque parezca algo sin importancia, a la hora de hacer una mudanza son los animales los que peor lo pasan.

Y evitar el trastorno que ocasiona una mudanza a los animales de compañía con el cambio de domicilio será posible si sigues estas indicaciones.

El cambio de todo su entorno suele ser traumático para un animal. Pudiendo llegar a perder el apetito, sufrir insomnio, diarreas y desánimo en general.

Los expertos aconsejan seguir las siguientes recomendaciones:

CONOCER SU NUEVO HOGAR

Hay que llevar a la mascota al nuevo domicilio varias veces con anterioridad a la mudanza y procurar que los elementos decorativos y muebles que estén alrededor del lugar de descanso sean los mismos y estén colocados de igual forma.

MANTENER SUS RUTINAS

Al llegar al nuevo domicilio, es conveniente inspeccionar con el animal todos los rincones. Acariciar a la mascota y hacerlo sentir cómodo con palabras cariñosas y sosegadas.

No debes, bajo ningún concepto,cambiarle sus rutinas, paseos y horas de comida.

Cuando estemos ya en el nuevo domicilio recorrer con el animal todo el entorno para que se familiarice.

AYÚDATE DE UN FAMILIAR

Que el traslado del animal hasta el nuevo domicilio lo realice con alguien de la familia.

A la hora de realizar una mudanza, el ajetreo puede poner muy nervioso a tu perro o gato. Si sabes que así será, quizás puedas dejarlo con un familiar o un amigo durante los días más ajetreados de la mudanza.

PRIORIZA SUS PERTENENCIAS

Las pertenencias de la mascota como juguetes, cama y comida deberían ser lo último que guardes durante tu mudanza y, prácticamente, lo primero que saques al llegar al nuevo hogar.

De esa manera, tu compañero estará más tranquilo sabiendo que sus cosas están donde tú estás y que, por lo tanto, no vas a abandonarlo.

REGALOS EN LAS HABITACIONES

Cuando esté en su nueva casa, tu amigo querrá oler e investigar cada rincón.

Para que esta tarea se vuelva mucho más placentera y evitar los nervios de estar en un lugar completamente nuevo, puedes dejar regalos en las habitaciones.

Si en determinados lugares de la casa dejas un premio para tu mascota, será mucho más fácil que se familiarice con el nuevo hogar.

Seguro que con estos consejos, tu mascota se adpatará con más faclidad a la mudanza que tanto necesitas hacer y será más feliz en su nuevo hogar.